¿ESTÁS DISPUESTA/O A TRABAJAR

POR TU RELACIÓN?

Descubre cómo recuperar y mantener la ilusión en tan solo 90 días

Como te decía, Soy Sergio Julve

Ahora si me voy a extender un poco más en contarte de qué va esto de los 4 reencuentros que han devuelto la felicidad a mi vida y siguen siendo el motivo por el que me levanto cada mañana:

La sociedad

La meditación

El deporte

Mi profesión

Estos reencuentros me han traido a este punto de mi vida:

La familia y amistades, el reencuentro con la sociedad.

El primero fue con mi familia y las buenas amistades, las personas que, de verdad, demuestran que están ahí cuando las necesitas a pesar de tener sus propios problemas. Una de ellas, mi actual compañera de vida y mejor amiga, con la que trabajo a diario en nuestra relación, para no cometer los errores que ambos cometimos en el pasado con otras personas, como pensar que la otra persona siempre estará ahí, cayendo en la rutina, los celos y las infidelidades, los tres enemigos principales de las parejas.

La meditación y el reencuentro con mi salud mental.

El segundo pilar donde me apoyé lo aprendí en un viaje a India que cambió mi forma de ver la vida. Dentro de lo turístico y las visitas monumentales, la India me ofreció la oportunidad de contactar y aprender con personas que no tenían nada, bien por pertenecer a la casta más baja de donde no se puede salir, mostrándome que se puede elegir ser feliz por muy mal que vayan las cosas, o bien por elección propia, como fue el caso de los “Sadhus“ en Varanasi, los cuales dedican la vida a la meditación y son hombres sagrados que alcanzan mediante la espiritualidad, un estado de trascendencia. Estas dos visiones me llevaron a practicar y enseñar meditación, así como también a curiosear e ir aprendiendo sobre tantra y, por ende, sexo tántrico y unos niveles de conexión sensorial alucinantes.

El triatlón y el reencuentro con mi salud física.

El deporte fue el tercer pilar para mejorar mi vida. Debido a una lesión y a continuas luxaciones de hombros, a los 16 años tuve que dejar de practicar deporte. Me operé hace años, pero había perdido el interés, así que debido a este momento tan doloroso me decidí a retomarlo porque sabía de sus beneficios. Empecé a ir al gimnasio, pero me aburría. Un día en casa, vi una retransmisión del campeonato del mundo de Ironman, nada menos que en Hawaii, ese día lo tuve claro, algún día seré un Ironman y en un año he competido ya en tres triatlones y en una media maratón. Y seguiré entrenando para cumplir mi sueño.

La sexología y el reencuentro profesional.

Sexólogo de vocación, aunque me he dedicado profesionalmente a otros asuntos como la educación de menores en centros de protección y autismo en España y Reino Unido, siempre he sido buen consejero en temas de sexualidad y pareja con la gente que me rodea, aunque no me había planteado dedicarme profesionalmente a ello, finalmente me especialicé como Sexólogo en 2012.

Y en la búsqueda de mi propia felicidad y mi propósito, me decidí a crear y poner en marcha un método propio e infalible para ayudar a las parejas a evitar mis errores personales y otros muy comunes, para vivir una vida en pareja y una sexualidad que os devuelva la chispa. A diferencia de otras terapias que se encargan de eliminar un problema ya enquistado, quiero ofrecer más.

La felicidad, no es solo la ausencia de problemas o dolor, es reconocimiento, sentimiento de realización y más cosas de las que te iré hablando.

Facebook
YouTube
Instagram

Suscríbete

* campo necesario